En Cataluña, la historia no es Historia

La ‘Diada’ nada tiene que ver con la hazaña de los barceloneses al mando de Rafael Casanova

|

El Gobierno de la Generalitat de Cataluña junto con ANC celebran la Diada de este año con el apoyo del independentismo y hasta con miembros del Gobierno español que preside Pedro Sánchez, a pesar que Pere Aragonés, presidente de la Generalitat, haya manifestado que no renuncian a un referéndum para alcanzar su objetivo final que no es otro que lograr la independencia, porque el nacionalismo catalán considera a España un país ‘opresor’.


Sitio barcelona diada  644x362


La jornada se inició con la ofrenda de flores ante el monumento a Rafael Casanova, acto en el que, además de los independentistas, había socialistas conocidos que están acostumbrados a jugar con dos barajas para lograr su permanencia en el poder, así como otros de la formación Podemos, a los que no les gusta la historia de España y se afanan en conseguir una confederación de republiquitas españolas muy en la clave de lo que fuera la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).


En España fallece el rey Carlos II y, al no tener hijos, nombra en su testamento a su sobrino Felipe de Anjou como heredero, voluntad acatada por las Cortes de Madrid, con lo que se ponía fin a la etapa de la Casa de Austria para establecerse la de Barbón, cuestión mal considerada por naciones como Inglaterra o Países Bajos por considerar que España y Francia unidas por la estirpe real, era un mal enemigo, por lo que propusieron como alternativa a otro pretendiente al trono: el Archiduque Carlos de Austria. Y esto alimentó una guerra civil en la que Cataluña con algunos otros territorios optaron por el pretendiente austriaco.


El bando borbónico fue ganando terreno y cuando en 1714 la contienda estaba en su etapa final, los borbónicos llegan a las puertas de Barcelona. Y ante esta amenaza Rafael Casanova, Presidente del Consell del Cent (algo así como el alcalde) no tuvo otro objetivo que el de defender su ciudad del acoso de los borbónicos, como se pone de manifiesto en el bando dirigido a los barceloneses: TODOS LOS VERDADEROS HIJOS DE LA PATRIA, AMANTES DE LA LIBERTAD, ACUDIRAN A LOS LUGARDES SEÑALADOS, A FIN DE DERRAMAR GLORIOSAMENTE SU SANGRE Y VIDA POR SU REY, POR SU HONOR, POR LA PATRIA Y POR LA LIBERTAD DE TODA ESPAÑA’.


Pero la realidad histórica ha sido y se sigue falsificando por el independentismo catalán que olvida el bando de Casanova en el que se habla se habla de ‘la patria’, España, y del Rey de todos los españoles, entre ellos los de Barcelona y Cataluña.